post

Para saber si una pluma estilográfica es de buena calidad debemos tener presentes los siguientes criterios que nos darán una primera referencia orientativa:

1.- La relación calidad precio: aunque parezca una obviedad el precio de una pieza es un indicador relevante. Sin embargo, no siempre el precio está reñido con la calidad. Es el caso de la marca Lamy, fabricante alemán con precios muy asequibles y excelentes acabados dentro de su gama de plumas estilográficas de uso cotidiano que parten, como la pieza mostrada en el video, de apenas 18 euros..

2.- El ajuste del capuchón: el ajuste del capuchón (la pieza que protege el plumín, destinado a la escritura) con el cuerpo de la pluma estilográfica debe ser perfecto, sin holguras. Un “clic” seco a la hora de encajar ambas piezas indica un buen cierre.

3.- El clip de la pluma: es la pieza destinada a la sujeción de una estilográfica a -por ejemplo- el bolsillo de la chaqueta. Estira del clip unos milímetros con tu uña: debe mostrar firmeza. Un clip firme nos asegura evitar el extravío de nuestra pieza. En el caso de la segunda pieza mostrada en el video (fabricada por la casa Delta) el clip incorpora una pequeña bolita que facilita el deslizamiento del clip sobre la superficie de sujección.

4.- El modo y materiales de fabricación de la estilográfica: existen varias opciones que, como muestra el video, varían entre cuerpos de plástico fabricados en serie para las piezas más económicas (ej: pieza de Lamy), cuerpos de resina fabricados con el sistema denominado “a barra llena”, es decir, cada cuerpo nace de un bloque compacto de resina que es torneado (ej: pieza de la casa Delta), otros materiales “nobles” como maderas y metales preciosos o de alta calidad.

5.- El plumín: sin suda la parte clave de una pluma estilográfica para obtener una escritura satisfactoria. La calidad del plumín es determinante en la calidad de la pieza.

One Comment

Comparte tu opinión